Propósitos de Año Nuevo

Sabemos que existe el tópico de año nuevo, con frases como “de este año no pasa”, “este año sí”, y son muchas las veces que no cumplimos estos propósitos de Año Nuevo. Es por eso que queremos que este año sea el definitivo y que no se te pase nada por algo para mejorar tu salud y bienestar.

¿Y qué puedes hacer? La actitud ante un cambio de hábitos es lo más importante, tener ganas y motivación para empezar a tener un estilo de vida saludable. En Abanollia Sanchinarro te hemos confeccionado una lista de consejos para conseguir ese estilo de vida deseado.

  • Hacer ejercicio: apuntarse al gimnasio es uno de los grandes propósitos de Año Nuevo, y aunque sea una obviedad, no podemos dejar de recordar que gracias al ejercicio y la liberación de endorfinas que comporta, el cuerpo siente una sensación de satisfacción con uno mismo que ayuda a reducir el estrés y aumenta la autoestima y el bienestar.
  • Mejorar la alimentación: mejora tu forma de comer pero hazlo siguiendo los pasos adecuados que hagan que cambies de hábitos, no recurras a dietas milagro e imposibles. Infórmate sobre nutrición, de la mano de los mejores profesionales, y entiende el concepto de dieta equilibrada para que disfrutes de la comida sana y que tener una buena dieta sea un estilo de vida, no una obligación.
  • Controlar el estrés: es cierto que en la sociedad de hoy en día, debido a los horarios laborales, la autoexigencia personal que cada vez más frecuente, etc., predomina el estrés, y por eso es muy importante aprender a relativizar y a priorizar lo que es más importante en tu vida, entendiendo que paso a paso se consiguen las cosas. Puedes ayudarte de libros de autoayuda, profesionales como psicólogos…, para conseguir controlar ese estrés.
  • Dedícate más tiempo a ti mismo: tan importante es hacer dieta y ejercicio para verte y sentirte bien como cuidar tu interior para sentirte feliz contigo mism@. Es esencial dedicarte tiempo a solas, en el que conectes contigo y aprendas a quererte. Hay ejercicios como el yoga, la meditación, y otros métodos de relajación (incluso acudir a un balneario) que pueden ayudarte a relajarte y a encontrar la paz interior. También ir a un centro de estética y belleza te puede ayudar a cuidar también tu piel y mimarte. Cuídate y no te olvides de lo importante que es la autoestima en tu vida.
  • Apartar los hábitos perjudiciales: dejar de fumar, no beber tanto, apartarte de la vida sedentaria… Todo aquello que sabes que no es bueno para tu salud debes alejarlo de tus hábitos poco a poco, ¡no es un proceso fácil pero tampoco imposible!

Diez consejos nutricionales para sobrevivir a la Navidad

La Navidad está a la vuelta de la esquina y los excesos nutricionales que conlleva esta época del año también. Pero hay que recordar que estos descuidos navideños son relevantes para la salud, sobre todo para la cardiovascular, ya que si no se cuida lo que se come, el organismo puede enfrentarse a aumentos de colesterol, subidas de la tensión arterial y una ganancia en kilos nada saludable.

Diversos factores contribuyen a hacer de la Navidad un periodo peligroso para la salud nutricional. Por una parte, en estas fechas la gente se decanta por menús y recetas más elaborados que a menudo incluyen en su composición salsas o ingredientes ricos en grasas, y tampoco son raros los aperitivos antes de comer que incluyen frituras o cócteles poco saludables. Por otro lado, la gente tiende a relajarse con el alcohol y el tabaco.

Optar por la comida saludable, no picar entre horas, tener cuidado con los dulces y vigilar la básculas, son algunos consejos para superar la Navidad.

En Abanolia Sanchinarro queremos a minimizar estos peligros navideños a nuestra salud y te recomendamos seguir nuestros consejos para superar este período.

  • 1. También en Navidad, realizar cinco comidas al día. Desayuno, almuerzo a media mañana, comida, merienda y cena. Los expertos recomiendan esta rutina alimenticia porque evita dejar pasar mucho tiempo entre comidas, lo que disminuye la ansiedad por la comida y previene el ‘picoteo’ entre horas. Además, un buen desayuno aumenta el rendimiento físico e intelectual.
  • 2. Optar por la cocina saludable.Con el fin de compensar las frituras y salsas tradicionales, para el resto de comidas de estos días, mejor cocinar al vapor, al horno o a la plancha. Si es posible, se deben disminuir los platos con grasas saturadas (presentes en carnes, embutidos y productos de pastelería) y optar por el aceite de oliva y el pescado azul, por sus propiedades cardiosaludables.
  • 3. Si hay que cocinar, no picar mientras se hace.Si esto no se puede evitar, conviene tener a mano fruta de temporada, que hidratará y saciará. También se pueden tomar frutos secos como las almendras, muy típicas en esta época y ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes; poseen demostrados beneficios cardiosaludables, y tienen la propiedad de saciar por lo que ayudan a evitar que se coman otros alimentos más calóricos
  • 4. Recordar comer frutas, verduras y hortalizas. Al menos, los días en los que no haya celebraciones con amigos, familiares o compañeros de trabajo, se deben equilibrar los excesos con frutas y verduras, así como alimentos ricos en hidratos de carbono. Su fibra regula el tránsito intestinal y controla los niveles de colesterol.
  • 5. Dejar la sal en el salero. La sal provoca retención de líquidos, además de aumentar el riesgo de hipertensión. Para no restar sabor a las comidas, se puede sustituir por apio, especias o hierbas aromáticas. También se deben evitar los alimentos precocinados y en conserva o enlatados, por su alto contenido en sal.
  • 6. ¡Alerta con los dulces! Los turrones, mazapanes, polvorones y bombones son tan tentadores como calóricos, y además, son una de las comidas que más a la vista están estos días. Por eso, conviene disfrutarlos sin excesos. Para conseguirlo, compartirlos con los compañeros de mesa es una buena fórmula. También se deben intentar no repetir postre para evitar el exceso de azúcar.
  • 7. No agüar la fiesta con el alcohol. Los vinos, el champán, las copas y los licores riegan los eventos navideños, pero abusar del alcohol puede provocar a corto plazo la temida resaca, además de que supone una ingesta de calorías vacías e inútiles. Si se intercala entre las tomas algo de agua con gas o limón, se evitarán los dolores de cabeza del día posterior. Otro truco es reservar el champán y el cava para el momento del brindis.
  • 8. Intentar beber al menos ocho vasos de agua al día. Se trata de un hábito muy beneficioso que se debe mantener en Navidad, pues el agua facilita tránsito intestinal e hidrata del organismo. También se pueden ingerir infusiones, sopas y zumos naturales, pero evitar, en la medida de lo posible, los refrescos.
  • 9. Vigilar la báscula. No hay que obsesionarse ni pesarse todos los días, pero sí controlar el peso de manera periódica. Un aumento demasiado repentino debe servir de señal de alarma.
  • 10. El mejor regalo es un podómetro. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda practicar al menos 30 minutos diarios de ejercicio físico. Para controlar el número de pasos, es conveniente usar un podómetro, que puede ser un útil regalo para pedir a los Reyes Magos o a Papá Noel.

Proteínas vegetales ¿dónde las encontramos?

Dentro de los alimentos que nos aportan proteínas vegetales encontramos por ejemplo las legumbres, frutos secos y semillas. Estos alimentos de origen vegetal son fuentes de proteínas, así como de fibra y grasas saludables, sobre todo en el caso de los frutos secos y semillas. 

Este grupo de alimentos se sitúa en el cuarto eslabón de la pirámide alimentaria junto a los pescados, carnes blancas y huevos. 

Dentro de nuestra gastronomía las legumbres más habituales son las lentejas, garbanzos, habas, alubias y guisantes. Curiosamente a este grupo también pertenecen los altramuces, y los cacahuetes, aunque en estos últimos su consumo se hace a modo de frutos secos, también son leguminosas.  

En el caso de los frutos secos y semillas, los más consumidos son las almendras, avellanas, nueces, pistachos, piñones, etc., y semillas de girasol, calabaza, sésamo, lino, etc. 

Además, también algunos cereales, como, por ejemplo, la avena, el trigo, la espelta, la quinoa o el arroz, aunque se caracterizan por su gran aporte en hidratos de carbono también tienen unas cantidades significativas de proteínas. 

Nutrientes

Tanto las legumbres como los frutos secos y semillas son alimentos típicos de la dieta mediterránea y son claves en el aporte de proteínas, grasas saludables, fibra, vitaminas y minerales, así como sustancias fitoquímicas de gran interés para la salud.

Las legumbres nos aportan entre un 20-30% de proteínas, más del 50% de su peso de hidratos de carbono de absorción lenta y son fuente de fibra. Apenas contienen grasa, (excepto la soja y los cacahuetes), y aportan vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio, calcio y hierro. Además, contienen sustancias como polifenoles e isoflavonas, que están siendo estudiados por su potencial para la salud. 

Los frutos secos y semillas se caracterizan por tener menos de un 50% de agua, son ricos en grasas, de ahí su elevado aporte calórico, pero se trata de grasas saludables. Además de proteínas aportan fibra, vitaminas y minerales como la vitamina E, selenio, cobre, zinc, calcio y magnesio, además de fitoesteroles y polifenoles. 

Comparándolas, la calidad proteica de las legumbres es mayor que la de frutos secos. En el caso de las legumbres solo les falta un aminoácido esencial, la metionina. Es por ello que, si se combinan correctamente los grupos de alimentos vegetales, en la misma comida o durante todo el día, se complementan sus déficits en aminoácidos, mejorando así la calidad de la proteína. Es decir, si combinamos las legumbres junto con los cereales. Por ejemplo, lentejas con arroz o soja con trigo, se completa la calidad de la proteína de las legumbres obteniendo una proteína vegetal de alta calidad y con la ventaja de que no aportan grasas saturadas ni colesterol. 

Consumo

La recomendación de consumo es alternar las fuentes proteicas diarias y semanalmente de modo que se tomen 1-3 raciones diarias entre carnes de ave, pescados, huevos y otras fuentes de proteínas de origen vegetal como legumbres o frutos secos. 

Semanalmente se recomiendan al menos 2-3 raciones de legumbres y de frutos secos su consumo debería ser de 3 a 5 raciones semanales.

Una ración de legumbres oscila entre 60-80 g en crudo, que son unos 150 – 250 g en cocido.  

En frutos secos y semillas, se recomiendan raciones de entre 25 – 30g, lo que equivaldría a 1 puñado pequeño, con la mano cerrada, aproximadamente corresponde a 15-18 almendras o 6-8 nueces peladas. 

Los beneficios de los lácteos en las personas mayores

Las personas mayores pueden tener dificultades para ingerir algunos alimentos y esto hace que sus necesidades nutricionales sean difíciles de cubrir, por lo que los productos lácteos pueden cobrar un papel fundamental, ya que son alimentos apetecibles, de fácil consumo y masticación, que ayudan a los mayores a satisfacer sus requerimientos energéticos. Además, los productos lácteos tienen una elevada densidad y variedad de nutrientes, por lo que, desde el punto de vista nutricional son alimentos básicos que contribuyen a una dieta equilibrada, y destacan por una serie de propiedades beneficiosas para la salud a los mayores.

Densidad ósea

Es importante señalar que las fracturas osteoporóticas, sobre todo vertebrales y de cadera que sufren las personas mayores dan lugar a un aumento de la morbimortalidad y a una menor movilidad que empeoran claramente la calidad y esperanza de vida de las personas mayores. La masa ósea esquelética está determinada por una combinación de factores genéticos, hormonales, nutricionales (sobre todo calcio y vitamina D) y de actividad física. La leche y los productos lácteos aportan el 60-75% del calcio total recomendado en la dieta.

Aunque el tomar productos lácteos no garantiza evitar la osteoporosis, un consumo adecuado puede ser de ayuda. El calcio, solo o en combinación con vitamina D, es necesario para el mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Por este motivo, los productos lácteos enriquecidos con vitamina D, son un alimento muy recomendable para esta etapa de la vida en la que se produce una disminución de la masa ósea, a medida que la persona va envejeciendo, ya que nos ayudan a cubrir los requerimientos de calcio y vitamina D.

¿Adelgazar es posible en la menopausia?

La menopausia, a pesar de ser temida por los cambios biológicos que conlleva, puede convertirse en una etapa muy grata si se sigue un estilo de vida saludable.

La menopausia afecta a las mujeres de manera diferente. Muchas lo hacen sin un aparente cambio de vida, excepto por el hecho de que sus periodos se hacen irregulares y desaparecen. Por otro lado hay otras muchas cuya vida cambia completamente porque sufren todos los síntomas de la menopausia. Entre los efectos que sufren generalmente todas las mujeres durante el periodo de la menopausia es el incremento de peso debido a los cambios hormonales propios de esa etapa.

Entre todos estos cambios el que ejerce un mayor impacto en el cambio físico de las mujeres es el descenso de las hormonas sexuales femeninas llamadas estrógenos.

Estas hormonas son las encargadas de ayudar a metabolizar la grasa, se dificulta la quema de calorías con la consiguiente subida de peso. El cuerpo de la mujer empieza a perder masa muscular y a ganar grasa sobre todo alrededor de la zona abdominal. Estos cambios preocupan a la mujer durante esta época, pero se producen otros efectos, no tan evidentes a simple vista, que también van a requerir medidas nutricionales.

Entre ellas, el aumento el riesgo de enfermedad cardiovascular, así como la pérdida de masa ósea. Para una buena salud ósea en esta etapa de la vida es especialmente importante asegurar el aporte de calcio a través de la dieta desde edades más tempranas. Las recomendaciones nutricionales y dietéticas van a ir dirigidas a obtener una buena calidad de vida.

La menopausia hace que las mujeres tengan unas necesidades nutricionales especiales. Son las siguientes:

  • Calorías. Cuando no hay problemas de peso y/o enfermedades asociadas, la dieta en periodo de menopausia ha de ser equilibrada y adaptada a la edad, la talla, y nivel de actividad física. Pero cuando hay una predisposición a aumentar de peso, conviene seguir una dieta más ajustada en calorías. Por otro lado, suele producirse una disminución de la masa muscular, de ahí la importancia de tener instaurada una rutina de ejercicio físico, que favorezca tanto el mantenimiento de la masa muscular, como el control de la grasa y peso corporal. Por otro lado, practicar deporte de manera periódica incrementa los niveles de serotonina, neurotransmisor que contribuye a mejorar el estado de ánimo. Algunas medidas dietéticas a tener en cuenta:
    • Desayuno. Los lácteos (yogur, leche) y cereales (pan, cereales de desayuno o biscotes) son las mejores alternativas. Mejor escoger las opciones no azucarados. En el caso de tomar pan o biscotes, se pueden acompañar de embutido magro (pavo o jamón), queso fresco, atún, o incluso un poco de mermelada.
    • Tentempiés de media mañana y merienda. Es buen momento para incluir la fruta y algún que otro yogur (sin azúcar). Evitar la bollería industrial, snacks, refrescos y golosinas. En caso de necesitar comer algo más, se pueden incluir algunos frutos secos (30 g), 1-2 biscotes o palitos.
    • Comida y cena. La comida y la cena han de ser variadas y completas. Ambas deben contener: vegetales (en crudo o en cocido, tanto en las comidas como en las cenas); alimentos proteicos (carne, pescado o huevos) y farináceos (legumbre, pasta, arroz, quinua o patata), cuya cantidad variará en función de si se trata de incluirlo en comida o cena siendo más ligera la ingesta en la cena. Es mejor acostumbrarse a prescindir de cualquier tipo de postre, siendo preferible la ingesta de fruta a media mañana o a media tarde. Evitar cocciones y salsas grasas; mejor optar por recetas al vapor, hervidos, plancha, horno, papillote o salteados poco aceitosos.

Las grasas es otro aspecto nutricional que la mujer debe tener en cuenta durante esta época. Los cambios hormonales de la menopausia pueden cambiar en cierto grado el perfil lipídico sanguíneo en la mujer menopáusica, provocando un aumento del nivel de colesterol. De ahí a que la incidencia de enfermedades cardiovasculares va igualándose a la del hombre en esta etapa.  Es indispensable tener en cuenta ciertos aspectos dietéticos, como:

  • Evitar el exceso de grasas saturadas (carnes grasas, embutidos, lácteos enteros, productos precocinados y bollería industrial).
  • Asegurar la inclusión en la dieta de grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, presentes en el pescado azul, los frutos secos, el aceite de oliva y el aguacate. Considerando cantidades adecuadas a las necesidades energéticas para un buen control el peso corporal. 
  • Limitar la ingesta de azúcar y de productos azucarados.

Nuevo EMC o Electro-Training

Ya hemos arrancado con nuestro nuevo tratamiento.

El nuevo EMC o Electro-Training puede conseguir en un tiempo record que consigas ese cuerpo que deseas lucir este verano.

Nuestras clientas más atrevidas ya han probado este tratamiento y están supercontentas. Les ha gustado mucho y quieren repetir así que no te quedes sin tu cita porque te va a encantar. Con solo un poquito de esfuerzo los resultados van a ser espectaculares.

Anímate y pruébalo. Recuerda que, de momento, este tratamiento lo tenemos sólo los lunes.

5 Ventajas de beber agua con el estomago vacío

Siempre escuchamos que hay que beber unos 2 litros diarios, pero…¿Cómo? y, sobre todo ¿Cuándo? Se puede beber a lo largo de todo el día, si, pero es mucho más beneficioso por la mañana que por la tarde y además, beber un par de vasos antes de desayunar tiene más beneficios de los que crees. Desde Abanolia Sanchinarro te animamos a empezar con esta buena costumbre que te ayudará con tus objetivos de bienestar.

1. Beber agua con el estómago vacío ayuda a purificar el colon y facilita la absorción de nutrientes.

2. Aumenta la producción de nuevas células musculares y de la sangre.

3. Ayuda a perder peso. Beber al menos 2 vasos de agua fría por la mañana puede aumentar el metabolismo hasta un 24%.

4. Embellece la piel. El agua ayuda a eliminar las toxinas de la sangre lo que ayuda a tener una piel brillante y limpia.

5. Equilibra el sistema linfático. Ayuda a las glándulas linfáticas a realizar sus funciones de limpieza y eliminación, equilibra los fluidos corporales y evita la retención de líquido y ayuda a prevenir infecciones.

en forma

Tonificar y adelgazar con solo 20 minutos a la semana

En Abanollia Sanchinarro estamos siempre pendientes de las necesidades de nuestros clientes y por ello queremos añadir nuevos tratamientos a los que ya tenemos, ajustándonos a los objetivos que nos demandáis. Por ello, durante el primer trimestre de este nuevo año, queremos ofrecer un nuevo sistema de estar en forma y mantener la figura con EMS. Este sistema activa nuestro organismo y nos ayuda eficazmente con nuestros objetivos de salud, bienestar y belleza.

Queremos animarte a probarlo y beneficiarte de una técnica con la que comprobarás resultados muy pronto.

¡Ven a nuestro centro y pregúntanos!

PREPARA TU ROSTRO PARA ESTA NAVIDAD

Si, ya sé….agobia un poco pensar ya en Navidad, pero no nos engañemos, acabamos de terminar el verano y tenemos que prepararnos para lucir radiantes en las próximas fiestas, tanto en los próximos puentes como en Halloween y Navidad. Así que ¡tenemos que ponernos manos a la obra ya!

Para ello tenemos varias opciones y en Abanolia Sanchinarro te ayudamos con nuestros tratamientos, unos que ya conocéis y otros nuevos que estamos incorporando.

1.- HIGIENE FACIAL

Cuidar la piel del rostro no solo consiste en aplicarse buenos productos faciales, sino también consiste en eliminar la suciedad de los poros de la cara. Mejorar la estructura y aspecto de la piel se consigue a base de tratamientos que trabajan por dentro, pero también con los tratamientos de belleza por fuera, como es el caso de la limpieza facial o de cutis. Dicha limpieza fomenta que los poros sean más pequeños y que haya una regeneración de las capas superiores de la piel.

Eliminar el sebo sucio que obstruye la oxigenación de la piel, vaciar los puntos negros, eliminar granitos y hacer un suave peeling son parte de un buen tratamiento profesional de limpieza de cutis. El tratamiento en un salón de belleza como el nuestro es mucho más intenso y profundo que el que puedas llegar a hacerte en casa.

No sólo para estar guapa y radiante, o si eres hombre bello y hermoso. Además de favorecer un aspecto mucho más cuidado, la limpieza de cutis profesional permite que las células dérmicas tengan un mejor aporte de nutrientes. Al eliminar la capa de suciedad la piel transpira mejor, cosa que es muy importante para evitar el envejecimiento facial. Cuando la piel se tiene limpia, la absorción de las cremas hidratantes, nutritivas o antienvejecimiento es mucho mayor, puesto que los poros están libres de suciedad que tapona y libre de agentes infecciosos.

¿Y qué consecuencias tiene eso? A grandes rasgos, tener la piel limpia ayuda a que el trabajo celular que realiza tu piel esté enfocado en crear y mantener material saludable.

2.- TRATAMIENTO FACIAL HIDRATANTE Y VITAMÍNICO

La hidratación facial de la piel es fundamental para mantener su elasticidad, la capa córnea es el estrato más superficial de la epidermis, se encarga de proteger a la piel de las agresiones externas y de la deshidratación.

En nuestro tratamiento facial hidratante utilizamos la exclusiva mascarilla facial VITAMIN VEGETABLE con Vitamina C y Eneldo, además de una base de extracto de algas marinas que hidrata al máximo y tiene un efecto estimulante y antiarrugas. Esta mascarilla fragua en tu piel favoreciendo la penetración de los principios activos propios de la máscara y de la crema.

Permite cubrir ojos y labios actuando donde otras no llegan. Desciende hasta 6ºC la temperatura de tu piel proporcionándote un efecto drenante en bolsas y ojeras además de reafirmar, tonificar y calmar la piel.

  • Rejuvenece, ilumina y tersa la piel con los tratamientos de Hidratación Facial.
  • Los tratamientos de Hidratación facial te proporcionan un efecto antiedad para combatir el paso del tiempo.
  • Consigue un efecto lifting y regenera el colágeno de forma natural con los tratamientos de Hidratación Facial.

3.- RADIOFRECUENCIA FACIAL ¡EL LIFTING SIN CIRUGÍA!

¿De verdad existe la posibilidad de someterse a un lifting sin necesidad de cirugía? ¡Gracias a la radiofrecuencia facial, sí! Igual que el lifting tradicional, también te aporta luminosidad, tersura y una textura facial mucho más suave.

Explicado de forma muy sencilla, podríamos decir que la radiofrecuencia facial es una técnica en la que se ataca directamente a las capas internas de la piel aplicándoles calor. Al estar la piel a una alta temperatura, a unos 40 grados, se consigue contraer las redes de colágeno para que el cuerpo pueda volver a regenerarlas.

El aumento de temperatura interna produce la contracción del colágeno y favorece la expresión de las proteínas de choque térmico, iniciándose así la reparación y remodelación de este colágeno.

Además del colágeno, a través de la radiofrecuencia facial también sintetizamos otras sustancias que propician la hidratación de la piel como la elastina. Así el cuerpo trabajará por sí mismo de forma natural y sus efectos serán visibles durante mucho más tiempo. ¡Quién va a resistirse a este tratamiento!

4.- REJUVENECIMIENTO FACIAL CON NUESTRO TRATAMIENTO GALVANIC SPA

Galvanic Spa de Nu Skin es la solución definitiva para rejuvenecer su piel. Descubre el secreto con los revolucionarios sistemas ageLOC® Galvanic Spa de Nu Skin®. Nuestros potentes productos antiedad ageLOC® se centran en las causas de los signos visibles del envejecimiento para ayudarte a conseguir un aspecto más radiante y juvenil.

Este tratamiento consiste en la aplicación de unos geles reductores que, sobre todo, contienen la tecnología AgeLOC® exclusiva de la marca Nu Skin® a través de un sistema galvánico que nos permite introducir los componentes más internamente en la piel

Esta tecnología se basa en el descubrimiento de las fuentes internas del envejecimiento que contribuyen al daño causado por el envejecimiento mismo.  La ciencia de ageLOC®, da tratamiento a los Súper Marcadores AR que son los principales causantes del envejecimiento y que a su vez pueden tener una gran influencia sobre la manera mediante la cual envejecemos.

5.- REGENERACIÓN FACIAL CON TRANSDERMOTERAPIA

Este es nuestra más reciente novedad. Introducimos este nuevo tratamiento en nuestro centro para complementar las opciones de regeneración y rejuvenecimiento tanto facial como corporal.

La transdermotarapia es una innovadora técnica medico-estética, que combina la mesoterapia tradicional con microagujas. El resultado es una técnica estética de lifting y rejuvenecimieto facial y corporal con resultados que se ven al momento y son muy similares a la mesoterapia de inyecciones pero sin ser tan agresiva además de con menos riesgos y curación más rápida.

La piel queda visiblemente más firme, las arrugas se rellenan, se levantan los tejidos de las zonas conflictivas y el efecto favorecedor va en aumento con el transcurrir de los días ya que la piel necesita de varios días para sintetizar todos los principios inducidos, así que la mejoría va en aumento conforme pasan los días.

Nuestro equipo utiliza 12 agujas ultrafinas con las que se realizan múltiples punciones cutáneas. Cada una de las pequeñas punciones inducen la liberación de factores de crecimiento que inician el proceso de cicatrización natural de las micro-heridas, estimulando la formación de nuevo colágeno y elastina en la piel.

Simultáneamente, los micro-canales abiertos favorecen la plena absorción de los ingredientes activos de los tratamientos, mejorando notablemente los resultados en un número menor de sesiones. Por ello, el uso de la transdermoterapia es ideal para tratar varias afecciones de la piel, tales como envejecimiento (arrugas, estrías), cicatrices (acné, cirugía, heridas antiguas) y problemas de pigmentación.

Lo importante de un buen desayuno

Según algunos estudios, la gente que desayuna normalmente pesa menos. Y los que se saltan la primera comida del día tienden a optar por alimentos altos en calorías en la comida o en la cena.

Sin embargo, el desayuno no es siempre una opción saludable. Un bol con cereales de chocolate puede estar lleno de azúcar y de otras cosas de todo menos saludables. Al final se trata de tener una comida equilibrada y no debemos caer en cometer errores que provocan un aumento de calorías y no alimentarnos adecuadamente. No en vano, el desayuno es la comida más importante del día y debemos tomarlo en serio.

Unos de los errores que hacemos más asiduamente es cuando suena el despertador y ¿qué haces? en lugar de preparar el desayuno pospones la alarma. Luego escoges algo rápido en la panadería y te lo zampas de camino al coche. Y piensas que qué mal te puede hacer. Después de todo, al cuerpo no le importa si comes en la mesa o andando. Pero de hecho sí importa. La gente que le da importancia al desayuno tiende a comer de forma más consciente. Además, no masticar los alimentos como es debido puede llevar a tener problemas digestivos.

Si consumes montones de azúcar para desayunar, tendrás hambre en una hora o dos. ¿Por qué? Los picos de azúcar en sangre después de comer bajan de nuevo e igual de rápidamente. Además una comida rica en carbohidratos simples es más fácil de digerir. El impulso de energía que le da al cuerpo es breve y luego volverás a tener hambre. ¿Por qué? Porque el sistema digestivo no tiene que trabajar tan duramente. Estos carbohidratos se absorben directamente de los intestinos a la sangre en su forma más simple (monosacáridos o azúcares simples). Los cereales azucarados de desayuno son por lo tanto más rápidos de digerir.

Los alimentos altos en fibra (como la avena, los productos integrales, las legumbres o las verduras) son exactamente lo contrario: te sientes lleno durante más tiempo porque la fibra se queda en el estómago durante más tiempo y te lleva más digerirla. La fibra mantiene a los intestinos saludables, baja el riesgo de padecer diabetes y, según algunos estudios, puede incluso prevenir el cáncer de colon. Se debería consumir unos 30 g de alimentos altos en fibra al día.

La fibra no es lo único que te mantiene saciado. La proteína también juega un papel importante en la sensación de saciedad. Una ingesta adecuada de proteína te puede ayudar contra los antojos. Así que asegúrate de que tomas suficientes macronutrientes en el desayuno. ¿Cuáles son buenas fuentes de proteína? Una tortilla con pan integral, avena con yogur griego y fruta o tostadas integrales con mantequilla de frutos secos, plátano y chía.

Sabías que 1-1,7 g de proteína por cada kilo de peso corporal en un día es todo lo que necesitas, dependiendo de tu nivel de actividad física.

¿La grasa engorda? No es tan simple como eso. Se acabaron los días en que tenías que comer productos light para llevar una dieta sana. Los alimentos altos en grasa deberían ser una parte integral de tu dieta, igual que los carbohidratos y las proteínas. Deberías incluir las grasas saludables en la comida más importante del día. Mantequillas de frutos secos, semillas, aguacates o yogur son buenas opciones. Te mantendrán saciado y están riquísimos.

Un desayuno saludable es una buena forma de empezar el día. Si escoges tomar una comida equilibrada, lo más probable es que sigas comiendo sano durante el resto del día. No temas comer mucho al desayunar: para activar el metabolismo por la mañana es una buena idea que te llenes de alimentos naturales (como los ejemplos que te hemos dado antes). De esta forma estarás preparado para afrontar el día y no tendrás que preocuparte por que te rujan las tripas horas antes de comer.

Recuerda: ¡El desayuno es la comida más importante del día! Asegúrate de que tomas una dieta equilibrada, centrándote en comer y llénate de alimentos naturales sin reparo.