fbpx

EL OTOÑO, LA MEJOR ÉPOCA PARA COMENZAR TRATAMIENTOS DE DEPILACIÓN

Desde nuestra experiencia como centro especializado en depilación definitiva en Las Tablas-Madrid, podemos afirmar que cada vez más personas confían en nosotros porque somos especialistas en todo tipo de tratamientos dedicados al cuidado y la belleza personal. Utilizamos técnicas avanzadas y disponemos de los mejores medios para garantizar resultados de calidad. Uno de los tratamientos más demandados por nuestros clientes, es la depilación láser. En esta ocasión nos gustaría aprovechar las próximas líneas para explicarte por qué el otoño es una de las mejores épocas del año para comenzar con la fotodepilación.

En la actualidad todo el mundo desea lucir una piel suave y libre de vello de forma permanente. Esto es algo de lo que se dan cuenta muchas personas justo después del verano, ya que al final del mismo son conscientes de la pérdida de tiempo, dinero e higiene que son otro tipo de sistemas depilatorios convencionales. Además, el otoño es una buena época para comenzar con este tratamiento, porque llegarás al próximo verano con resultados notables.

Como expertos en depilación definitiva en Las Tablas-Madrid, te recordamos que la depilación láser es mejor iniciarle un mes y medio después de haber tomado por última vez el sol. Ten en cuenta que los efectos son siempre mejores sobre piel no bronceada: cuanto más clara sea ésta y más oscuro sea el pelo, el láser notará el contraste y el resultado será más visible en menos tiempo.

Si buscas un centro de belleza y estética con la mejor oferta de tratamientos, no lo dudes más y ven hasta Centro de Estética Abanolia. Brindamos un trato personalizado y a medida.

CHOCOLATE, MÁS QUE UN DULCE

Cualquier excusa es buena para tomar chocolate, y qué mejor época del año que el otoño para poder disfrutar de este tan apreciado alimento. Un trozo de chocolate negro con una infusión de menta o un vaso de leche caliente con cacao soluble, pueden ser buenas alternativas para entrar en calor en cualquier momento. La esencia del chocolate es el cacao, siendo el ingrediente que le otorga sus mejores cualidades.

El cacao, originario de América central, ha resultado ser uno de los bienes más preciados en una sociedad caprichosa como la nuestra. Y no hemos parado de estudiarlo y analizarlo para conocer y ampliar todas sus propiedades. Que pueda resultar más o menos calórico va a depender de la forma en que lo comamos. No ha de ser un impedimento para incluirlo en nuestra dieta diaria, siempre y cuando lo tomemos con cierta moderación y dentro del marco de una dieta equilibrada.

Propiedades del cacao

   La naturaleza antioxidante del cacao

El cacao es rico en flavonoides, sustancias antioxidantes con efecto protector celular. Y por consiguiente, preventivo frente a determinadas enfermedades degenerativas. Por tanto, cuanto más negro y mayor porcentaje de cacao contenga el chocolate o el cacao soluble, mayor efecto antioxidante tendrá.

   Fuente de energía

El chocolate es un alimento energético debido a su contenido en grasa y azúcar. Pero tomado con mesura, puede formar parte de nuestra dieta diaria sin entorpecer el equilibrio nutricional. Por otro lado, si queremos saborear el cacao en un formato menos calórico, siempre se puede elegir la opción de cacao soluble, desgrasado y sin azúcar añadido, que combinado con leche caliente es un buen aliciente para empezar con buen ánimo los días fríos de la nueva estación.

   Minerales y vitaminas

A nivel mineral, el potasio, el fósforo y el magnesio son los más sobresalientes en el chocolate negro, ocupando el calcio un papel igualmente destacado en el caso del chocolate con leche. Todos ellos, minerales importantes para una correcta transmisión nerviosa y contracción muscular. Motivo suficiente para no renunciar a las propiedades de este alimento en el desayuno o como tentempié, y más si hay una intensa rutina de actividad física por delante. Hay que decir que el contenido vitamínico del cacao es menos relevante que el mineral, aún así es una buena fuente de ácido fólico.

   Teobromina

La teobromina contenida en el cacao sería el análogo a la cafeína del café. Se trata de una sustancia alcaloide estimulante del sistema nervioso central, de acción más suave pero prolongada y adecuada para aportar un plus de energía en el desayuno. Como es lógico, cuanta más concentración de cacao, más cantidad de teobromina, por tanto el negro contiene más que el chocolate con leche.

Chocolate para desayunar

Tomar chocolate en el desayuno puede resultar uno de los mejores estímulos mentales y físicos en el inicio de una nueva jornada. Se pueden elaborar diferentes menús, como por ejemplo:

  • Pan con una onza de chocolate negro (se puede calentar el bocadillo en la sandwichera) + zumo de naranja
  • Vaso de leche con cacao soluble (sin azúcar) + cereales o bocadillo
  • Trozo de bizcocho casero con chocolate + café o té con leche
  • Crepe casera con chocolate negro + batido de frutos rojos
  • Galletas de avena con chocolate + café o té con leche

LAS NUEVAS SEMILLAS: LOS GRANOS DE MODA

Algunas se consumen desde siempre, como las semillas de girasol; otros son básicos en la alimentación de otras regiones del mundo como la quinoa o el sésamo; y otros, como el kamut, se habían abandonado por cultivos más rentables a pesar de ser uno de los granos más antiguos cultivados. Pero todas estas semillas tienen hoy algo en común: ¡están de moda!

Si aún no añades un puñado de semillas de calabaza a tus ensaladas; si no incorporas semillas de chía en tus desayunos o batidos; o si no cocinas con alforfón, quinoa o amaranto… es que no estás a la última en tendencias gastro. Las semillas están de moda.

En realidad no es nada nuevo… un gesto tan tradicional y tan típicamente español como comer pipas… no es más que comer semillas de girasol. Y llevamos haciéndolo toda la vida. Ahora, sin embargo, hemos descubierto las extraordinarias cualidades de estos granos y hemos incorporado a la dieta éstas, y muchas otras semillas: lino, chía, cáñamo, calabaza, sésamo, quinoa, amaranto, alforfón, etc…

Las semillas son el grano que se encuentra dentro del fruto de una planta y que, en las condiciones adecuadas (de humedad y temperatura) germina dando lugar a una nueva planta de la misma especie. Tienen un alto contenido en proteínas, vitaminas, minerales y nutritientes… por lo que no deben faltar en la dieta.

Muchas de estas semillas se pueden incorporar a la dieta desde primera hora de la mañana, incorporándolas en tu desayuno. Algunas se pueden añadir al zumo, la leche o el yogur. Otras son ideales para incorporar como un ingrediente más en tus ensaladas o salsas. Otras, se añaden al pan y, en algunos casos, se pueden emplear para empanar.

    Semillas de chia

La chía es el nuevo superalimento de moda gracias a las enormes propiedades nutricionales que tiene. Además, se ha convertido en un ingrediente de referencia en la dieta vegana, y un imprescindible en las dietas de adelgazamiento.

Gracias a su textura gelatinosa cuando se mezcla con agua, las semillas de chía se emplean como un sustituto del huevo en la cocina vegana. Y gracias a bajo contenido calórico y a su alto poder saciante… se emplea en las dietas de adelgazamiento. ¡No hay celebrity que no asegure tomar chía con fruición!. Las semillas de chía son una fuente natural de omega 3 y 6, lo que ayuda a controlar los niveles de colesterol LDL… o, lo que es lo mismo, colesterol malo. Tiene un alto contenido en fibra, por lo que son ideales para mejorar el tránsito intestinal.

    Semillas de sésamo

Hace años que hemos descubierto el sésamo gracias a la cocina japonesa y ya es un ingrediente imprescindible en nuestra cocina. Aunque no es en extremo oriente el único lugar en el que el sésamo es imprescindible en la dieta. De hecho, el sésamo es el principal ingrediente de la tahina, imprescindible en la cocina árabe y a partir de la cual se hace el hummus. Se trata de una semilla muy poderosa desde el punto de vista nutricional gracias a su contenido en sesamina, un compuesto que protege el hígado. También es rica en zinc y calcio, y ayuda a combatir la oxidación, mantener el sistema inmunológico y reducir el colesterol.

Pero lo mejor del sésamo es, sin duda, su sabor… ¡el sésamo está riquísimo!. La parte negativa de esta semilla… que tiene un alto nivel calórico, por lo que no hay que pasarse de la ración recomendada diaria.

  Quinoa

Desde que la FAO declarara el año 2013 como el Año Internacional de la Quinoa por sus grandes propiedades nutritivas, su consumo en Occidente se ha disparado. Incluso ya comienza a cultivarse en España. Sus principales productores son Bolivia y Perú, y siempre ha sido la base alimentaria en toda la región andina de América del Sur. En realidad se trata de un pseudocereal que, por poseer los 8 aminoácidos esenciales, es un alimento completo y de fácil digestión. Tiene hierro, potasio, fósforo, minerales, vitaminas… poder saciante y sin calorías, ¿qué más se puede pedir?

    Kamut

El kamut es una de las primeras variedades de trigo que fueron cultivadas por el hombre… de hecho estas semillas son originarias del antiguo Egipto. Se trata de un cereal muy fácilmente digerible, rico en lisina, uno de los aminoácidos esenciales para el ser humano. Además, el kamut es rico en hidratos de carbono y contiene selenio y vitamina E. Y como su contenido en fibra es superior al de otros cereales, es más saciante. Tiene un tamaño ligeramente mayor al del trigo convencional y un sabor un poco más dulce.

    Amaranto

Al igual que la quinoa, el amaranto es también un pseudocereal originario de América. Aunque, a diferencia de la primera, más tradicional en países como Bolivia, el amaranto se consume fundamentalmente en México. Se está poniendo muy de moda por la variedad de aminoácidos esenciales que contiene y porque tiene un alto contenido en proteínas y fibra.

    Lino

Las semillas de lino se toman habitualmente previamente remojadas o trituradas, y favorecen el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra soluble. Son unos de los mejores aliados para combatir el estreñimiento. Las semillas de lino ayudan a hacer digestiones más ligeras y ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Además es una excelente fuente de antioxidantes… a la que también se le atribuyen propiedades afrodisíacas. Así que ya sabes… ¡déjate de ostras!

    Semillas de girasol

Si, son las pipas de girasol de toda la vida. Son ricas en vitamina E, calcio, fósforo y ácidos grasos poliinsaturados que contribuyen a mantener una buena salud cardiovascular. Y, sobre todo, son perfectas para matar el tiempo. Aunque cada vez se emplean como un ingrediente más en la cocina… por ejemplo, en ensaladas.

A %d blogueros les gusta esto: